igualmente2011

Archive for enero 2011

>

Una vez más mirando al tendío,

Una vez más corazón enamorado,
Una vez más siguiendo tu camino,
Una vez más sentimiento desangelado.
Una vez más llamando a tu puerta,
Una vez más me das con ella en las narices,
Una vez más te cojo y te sueltas,
Una vez más mi corazón se da de bruces.
Una vez más te llamo y no vienes,
Una vez más desespero en la espera,
Una vez más es lunes y no viernes,
Una vez más espero que me quieras,
Una vez más tu amor está en ciernes,
Una vez más tu presencia, pura quimera.

>

Cómo será su primer beso,

Es lo que deseo, sólo eso,
Un beso y nada más,
Y cogerla de las manos,
Y gritar que nos amamos,
Y decirlo con griterío
Que me río yo de otros amoríos.
Y cuando ello suceda,
Nos quedará al menos el recuerdo,
De algo maravilloso
De una historia muy bonita,
De un amor muy hermoso.
¿Cuando sucederá?
Digo, lo del primer beso
¿Cómo será?
Pues eso, el primer beso.
Algo dulce y sensual,
¡ seguro que pa quitarte el sentío!
Pa no olvidarlo jamás
Dios quiera que llegue pronto,
Ese primer contacto con su piel,
Dios quiera que suceda,
Antes del próximo amanecer.

>

Cuando íbamos a la playa después del trabajo,

Cuando pelábamos la pava en cualquier esquina,
Cuando de noche nos bañábamos con las vecinas,
Cuando todo nos importaba menos que un carajo.
Cuando nuestra piel era el mejor abrigo,
Cuando nuestra sopa era un tinto de verano,
Cuando nuestro coche era nuestro mejor amigo,
Cuando éramos más fuertes que el caballo de Espartano.
Cuando nos llevaba el veterano de la mano
A las discotecas de moda veraniega,
Y jugábamos con chicas juguetonas,
Fumábamos pitillos americanos,
Quitándole la novia a algún colega,
En noches de verano calentonas.

>

Si logras desolvidarte de lo nuestro,

Habrás puesto el primer ladrillo
Para vivir juntos un futuro ambidiestro
Que empieza  por ahora mismo.
Háblale de desamor con mucho amor
Háblale de cariño sin intereses,
Dile que tu corazón se ha alejado
De un hogar que ya no le pertenece.
Y que cualquier fiesta es un suplicio,
Porque tu cuerpo estará presente,
Pero que vas a perder el juicio,
Porque tu corazón estará ausente.
Háblale de frente, encuentra la manera,
Deja que florezca en ti una nueva primavera.

>

Ella ya sabe para quien no es éste poema.

Dalia fresca de Junio en Diciembre,

Con una naturalidad pasmosa,
Amiga de sus amigos, condescendiente,
Directora de una oficina color de rosa.
Clavel rojo pasión, desenfadada,
Mujer de intachables valores,
Ha recibido alguna cornada,
Pero vive la vida de mil amores.
Te echa las cuentas de tu alcancía,
Nunca te trata como mercancía,
Te recibe con una sonrisa franca,
Su mirada es limpia, va de frente,
Nunca te hace sentir irreverente,
Te gana al mus y a la petanca.

>

Dar casi sin dar los primeros besos,

Enamorarse del vuelo de una golondrina,
Poner en la trampa del ratón el queso,
Marearte con la primera nicotina.
Los primeros amores incendiarios,
Las primeras borracheras con disimulo,
Poner cara de tonto con los telediarios,
Desgranar el maíz, hasta dejar el zuro.
En Semana Santa encender un cirio,
Des-seguir todos los dictámenes,
Poner en cada tumba una luz y un lirio.
Menudo martirio con los exámenes,
Fumarte un porro con su delirio,
Y saltarte a la torera todas las órdenes.

>

Llámame al menos de vez en cuando,

Anda, por favor y no seas cruel,
No esperes un día determinado,
Que ya no sé ni la hora que es.
Llámame, te lo suplico y  ruego,
No ves que te lo pido de rodillas,
Mis sentimientos están por los suelos,
Mi alma se queda en enagüillas.
No puedo soportar más este duelo,
No puedo seguir con las retartalillas,
No puedo seguir atado a tu anzuelo,
Pondré mi corazón en el lavavajillas,
Intentaré no armar ningún revuelo,
Y me iré deportado a las Antillas.


Categorías