igualmente2011

Archive for marzo 2011

>

Si tu alma aguanta el asedio,
Al que le somete mi corazón,
Si somos capaces de encontrar el remedio,
De pararlo todo y decirnos que no.
Si podemos hacer frente al tedio,
De vernos medio borrachos
Sabiendo que haríamos un buen gazpacho,
Porque nos sobra el ingenio.
Ahora esperemos a ver quien se atreve,
Con estos cafés sin azúcar,
A mirar tras la ventana cuando llueve.
Ahora que el calor amenaza nieve,
No buscaremos más encuentros breves,
Ni más abrazos que endulzan y acurrucan.
Anuncios

>

Recuerdo un treinta de Febrero,
Eran casi las tres de la mañana,
Yo te regalaba mi pañuelo,
Y te nombraba mi reina gitana.
Cuando el sol se despertaba,
Yacían nuestros cuerpos desnudos,
Abrazados y sudorosos, en una cama,
Teníamos por delante un incierto futuro.
Nunca hicimos planes de viajes,
Nunca compramos billetes de vuelta,
Nunca estrenamos nuestros mejores trajes,
Siempre dormimos a pata suelta,
Siempre vivimos y amamos sin ultrajes,
Siempre hemos soñado con la puerta abierta.

>

Tiemblo porque no puedo verte a diario,
Tiemblo si te veo porque no puedo besarte,
Tiemblo porque podemos salir en el telediario,
Tiemblo porque estoy loca por abrazarte.
Tiemblo si te veo con otra mujer,
Tiemblo porque me encantaría estar a tu lado,
Tiemblo pensando en el día después,
Tiemblo de pensar que debería de haberte dejado.
Tiemblo de pensar que te me has escapado,
Tiemblo por buscarte por todos los tejados,
Tiemblo si no te puedo encontrar,
Tiemblo con el tembleque de los enamorados,
Tiemblo con los suspiros desesperados,
Tiemblo mucho, muchísimo por quererte amar.

>

Quiero bailar contigo en la verbena de las fiestas,
Cuando suene la música lenta más maravillosa,
Quiero irme contigo a la era a echar una siesta
Y observar el vuelo libre de las mariposas.
Quiero montarme contigo en las cunas,
En los coches eléctricos y en las voladoras
Quiero comer contigo algodón de azúcar,
Peladillas, turrón y oler el olor de la pólvora.
Quiero darte el beso más dulce del mundo
Entre olivos, romero, tomillo y matas de tomate,
Quiero convertirme en tu locura, en tu disparate.
Y cuando se acabe la música de la verbena
Al compás del olor de azahar y de hierbabuena,
Acabaremos la noche con unos churros con chocolate.

>

Quiero buscar tu amor en la plaza de abastos,
Quiero pesar mis besos en una romana,
Quiero hacerte a mano un sombrero de esparto
Quiero comerme contigo una pipirrana.
Quiero que me den junto a ti más de las diez,
Quiero que nos bendiga un cura con sotana,
Quiero ser tu sentencia, tu parte y tu juez,
Quiero beber el vino de tu damajuana.
Quiero que guardes mis caricias en tu basal,
Quiero que envuelvas mi corazón en papel de estraza
Quiero encender mi fuego en tu peana,
Quiero cantar las cuarenta con mi as y tu sota
Quiero cabalgar contigo y el caballo de copas,
Quiero que me veas y se te quede cuerpo de jota.

>

Se debe acabar antes de nacer,
Se debe terminar antes de crecer,
Se debe de estandarizar antes de mañana,
eso si, siempre porque te da la gana.
Quiere seguir ante y sobre todo,
Quiere vivir todo lo que venga,
Quiere continuar de cualquier modo,
Mi alma reza para que ella la tenga.
Adiós, hasta luego, me marcho, nos vemos,
El café sin azúcar no merece la pena,
Puede ser, quizás, otro día, mañana,
No puede ser, pero me gusta que sea,
La sal de la vida son tus besos frambuesa,
Estos días, lo mejor en decenas de semanas.

>

Tus pupilas le susurran al oído
De mi alma, que florezca en ella la calma,
Ya que aunque no haya podido,
en un futuro estará al lado de tu almohada.
Tus pestañas aletean cual mariposas
en la boca del estómago de mi corazón,
y se convierten en piedras tan preciosas
Que hacen cambiar mi mundo de color.
Y tus cejas más arqueadas que el Arco Iris
Que se entristecen ante mis quejas
De falta de comprensión,
En el fondo de tus ojos, tu iris
Relleno de un castizo color teja,
Me inunda por completo de sosiego y de amor.


  • Ninguna

Categorías