igualmente2011

Archive for the ‘amor’ Category

Quisiera galopar contigo
A lomos de mi viejo caballo de cartón,
Quisiera volver a ser un chiquillo,
Y volver a ser travieso y juguetón.
Volver a mirarte con la mirada limpia,
Sin censura, sin odio, sin traición,
Poder enredar tus cabellos en mis dedos,
Sin necesidad de llamarte la atención.
Quisiera jugar contigo de nuevo
Y embargarme de aquella ilusión,
No decirte adiós sino hasta luego.
Volver a tomarnos otra vez mil cortados,
Sin tener que separarnos nunca más,
Con las manos y los dedos entrelazados.
Cada vez que estamos juntos,
Acabas llorando instantes después,
Cada vez que hablamos de nuestros asuntos
Parece que estemos delante de un juez.
Cada vez que te digo que te quiero,
Me contestas igualmente, que tú también
Cada vez que hablamos de temas serios,
El tiempo se nos pasa con rapidez.
Cada vez que soñamos despiertos,
Nos despertamos sobresaltados y de golpe,
Con temores infundados e inciertos,
Cada vez que soñamos dormidos,
Encontramos uno en el otro el soporte,
Para seguir haciendo nuestro camino.
Su boca encierra una biblioteca de besos,
Aliñados con sudor, temblores y saliva,
No la puedo olvidar y tan sólo por eso,
Estará presente por siempre en mi vida.
Siento el deseo cuando me besa,
Un deseo pasional y encendido,
Que me turba, me enloquece y me embelesa,
Que me deja inmensamente feliz y aturdido.
Mi hábitat es la orilla de su sonrisa
Ahí quiero vivir el resto de mi vida,
Amaneciendo y anocheciendo sin prisa.
Y cuando apague la luz y ponga esa pose
Y me susurre al oído las buenas noches,
Juntaremos nuestros cuerpos y nuestras risas.

Lejos de casa como en ninguna parte,
Lejos de tu corazón se acaba el arte,
Lejos de tu mirada todo se torna fúnebre,
Lejos de tu cercanía todo es lúgubre.

Lejos de tu alcance, un inmenso vacío,
Lejos de tu alma todo es un lío,
Lejos de tu vida no hay alegría,
Lejos de tus manos no hay simpatía.

Lejos de tu risa reina la tristeza,
Lejos de tus caricias la monotonía,
Lejos de tus abrazos la desesperación.

Lejos de tu respiración pierdo la cabeza,
Lejos de tu boca no hay armonía,
Lejos de tu corazón vivo en la sinrazón.

Cuando estás un instante a mi lado,
Inventas cada segundo de mi felicidad,
Por eso soy capaz de vivir enrocado,
A tu cuello, a tu alma y a tu singularidad.
Me haces percibir unas sensaciones,
Que nunca antes había imaginado,
Me llenas de suspiros, de palpitaciones,
Me haces sentir el hombre mas amado.
Todo ello lo consigues sin esfuerzo aparente,
Porque eres como eres, muy natural,
Y  me hablas siempre de frente,
Porque hablamos siempre en plural,
Porque te has convertido en mi referente,
Ya que tú eres mi único femenino singular.
A veces pienso que nuestro amor
Es como la bocana del puerto,
Se mueve a golpes de mar,
Se mueve a golpes de sol,
Se mueve a golpes de viento.
A lomos de nuestro  velero,
Ponemos quilla al trópico de cáncer,
Navegamos  con un amor muy sincero,
Bordeando calas y peñones,
Riscos, rompeolas y espigones.
Como experimentados marineros,
Manejamos vientos y velamen,
Soñando con ser los pioneros
En echar amarras a nuestros sentimientos,
Con nuestros corazones a pleno examen.

>

Vivo enamorado hasta las trancas
De la sonrisa más bonita del mundo,
No quiero andarme por las ramas
Cuando te veo siempre me quedo mudo.
El corazón no entiende de edades,
Ni de tiempos, ni de razones,
El corazón sufre de soledades,
Y el alma sufre las desazones.
Rodeado de gente y sentirse solo
Es un sentimiento perenne diario
Que te deja la sangre helada como un polo.
Tú eres la luz que ilumina mi tele incendiario,
Por ti respiro por cada uno de mis poros
Tú eres cada uno de los días de mi calendario.


Categorías