igualmente2011

Archive for the ‘desamor’ Category

Vivimos un carnaval de besos que agonizan,
Una noria harta de subir hasta el cielo,
Y bajar sin frenos a los infiernos,
Con sentimientos que se alocan y se atizan.
Trazo de tiza que deja su rastro,
En un cielo estrellado de un mes de Marzo,
A dos metros del suelo sembrado de asfalto,
Que alquitrana a su vez el velamen de tu velero.
Decenas de besos al tendío del siete,
Donde los entendios aplauden la muerte
de dos corazones descorazonados.
Donde un frío velo enmascara a la fría suerte,
Del beso etéreo de la dama de hielo,
Que te muerde para dejarte por siempre inerte.
Tengo el corazón tan vivo,
Que acaba de ser enterrado,
Por no hablar, ya ni digo
Que no puedo estar enamorado.
A la vuelta de los responsos,
No he recibido ningún pésame,
Todavía huelo a incienso,
Todavía sueño con besarte.
Hoy tengo el alma arrodillada,
La razón empieza a estar cansada
De tantas dudas, de tanto si pero no,
No puedo seguirte más el juego,
He de atreverme, si me atrevo,
A despedirte con un brindis al sol.
Mi mal ganado buen genio,
Tu buena mala reputación,
Hacen que agudices tu ingenio,
Si  me haces las maletas del corazón.
Sin un beso de buenos días,
Sin un suspiro diciendo te quiero,
Así se nos va pasando la vida,
Cada vez estoy más triste y más muerto.
Rezando a diario a la Virgen del Desespero,
Brindando cada noche con tu copa vacía,
Muriéndome sólo entre sábanas de cuero,
La seda de tu lengua tan viperina,
Hace que me tome dos aspirinas,
Para poder volver al mundo de los cuerdos.
Creo que me has olvidado
Tan pronto como te lo has propuesto,
Creo que lo tenías muy bien estudiado,
Y he acabado en tu último puesto.
Otra cosa será vivir el día a día,
Intentando conseguir odiarme,
Yo hace mucho tiempo que no vivía
En el precipicio de tener que esconderme.
Que seas muy feliz con tu olvido,
Si puedes, es lo único que te pido,
Para que al menos, merezca la pena.
Desamparado en el desasosiego,
Viendo mi alma pisoteada en el suelo,
Te deseo lo mejor de lo mejor, nena.

>

Ahora que recoges la cosecha de cenizas
De un amor que ha muerto por tu desidia,
De un corazón que ardió en un fuego sin prisa,
En el ruedo del dolor, al final de la lidia.
Ahora que la flor de luto de mi alma
Ha florecido a la luz negra de tu mirada,
Y que eres incapaz de encontrar la calma,
Y  que me ves sin intenciones soterradas.
Ahora  que el resultado de tu altanería,
Es que te sales con la tuya y no con la mía,
Te mereces que te odie sin final,
Ahora que has vendido al mejor postor
El alma en pena de tu mejor mentor,
Dejas mi corazón en fase terminal.

>

Fíjate, ahora que todo ha acabado,
Que por teléfono me has dejado helado,
Supongo que no te atreves a hacerlo frente a frente,
Yo que pensaba que no vivías por la gente,
Al menos creo que me merezco
Que me digas las cosas a la cara,
Pero parece que te da pereza para
Afrontar las cosas como son.
Parece que te desmoronas
Cuando hablas de tu corazón.
Últimamente siempre has defendido
Que la cuerda se rompe por lo más fácil,
¿ qué pensaría tu marido ?
Si supiese que piensas así.
Deja tu corazón dormido,
E intenta ser feliz,
Olvídate de lo vivido,
Yo se ser muy cruel si me da en la nariz
Que quieres olvidarme y dejarme tirado
Aunque sepa que siempre pensarás en mí.
Te lo tienes muy bien madurado,
Has pensado en ello a conciencia,
Últimamente has dejado la huella
De lo que querías decir,
Han sonado a despedida
Las frases que no quería oír.
¡ qué bien te lo has estudiado !
Te deseo de corazón que seas muy feliz,
Yo seguiré siendo un desgraciado
Con la penitencia de pensar cada día en ti.

>

Decir adiós sin dar la cara,
Es tirar la piedra y esconder la mano,
A dios rogando y con el mazo dando,
Tal cual diría un Judío-cristiano.
Sin mediar palabra, sin contemplaciones,
Así que ya no quieres ser mi novia,
¿ Dónde quedan nuestros achuchones ?
¿ Nos hemos bajado ya de la noria ?
Las despedidas con estilo cobarde,
No se merecen un corazón que arde,
En deseos de estar contigo.
Las despedidas tan a escondidas,
A media mañana o a media tarde,
Dejan mal sabor de boca con puntos suspensivos.


Categorías