igualmente2011

Archive for the ‘sociedad’ Category

>

Aceitunera, aceitunera,
Bien sabes que no te hará llorar,
El que bien te quiera.
Aceitunera, aceitunera,
Por las arrugas de tus manos,
Corre la vida a manos llenas.
Siempre antepones los tuyos a tu propia vida,
Dios te bendiga, porque eres ejemplar ama de casa,
Haces la colada, la comida y casi nunca descansas,
Abnegada, amable y sufrida, te basta con una mirada.
Aceitunera, aceitunera,
Siempre la mejor madre,
La mejor esposa, siempre atenta.
Aceitunera, aceitunera,
En tu regazo habita la bondad,
Tu corazón siempre se sincera.
Das tanto cariño sin esperar nada a cambio,
Recibes tan poco sin llegar a rechistar,
Que lo sabe todo el barrio, que se te quiere de verdad.
Aceitunera, aceitunera,
Eres la mujer suegra,
Eres la mejor nuera.

>

Aceitunero, aceitunero,
Por tus venas llevas sangre de jornalero
Aceitunero, aceitunero,
Vives siempre enamorado de tus recuerdos,
Aceitunero, aceitunero,
Estás siempre rodeado de buena gente,
Aceitunero, aceitunero,
Sonríes, bailas, hablas, eres creyente,
Aceitunero, aceitunero,
Regalas tu amistad a quien la quiera,
Siempre crees que la gente es buena,
Tienes la simpatía del tabernero.
Sabes bailar al son que mejor suena,
Aceitunero, aceitunero,
Si hace falta poner,
Pones tu corazón en el ruedo,
Nunca tienes un no por respuesta
Sabes ser un amigo sincero.
Aceitunero, aceitunero,
A veces con altos vuelos, otras por el suelo,
Aceitunero, aceitunero,
Los surcos de la vida son tu desconsuelo.
Aceitunero, aceitunero,
Tus uñas ennegrecidas, por las cosechas recogidas,
Aceitunero, aceitunero,
Porque siempre llevas en la frente  tu pañuelo.

>

Estos cuatro versos salieron espontáneos como contestación a la pregunta de cierta directora de colegio, que textualmente me preguntó: “¿Cada día escribes poemas?”
Hay días que no sale ninguno del horno,
Hay días que salen dos o tres o cuatro,
Hay días que no se como me las compongo,
Hay días que me inspira un viejo retrato.

Una vieja canción, una frase, una mirada,
un rayo, un relámpago, la lluvia cuando cae,
un sol que se esconde una tarde nublada,
el cartero que nunca sabes lo que te trae.

Una sonrisa, unos labios, una melena al viento,
unos pasos con su grácil movimiento,
alguna llamada tan corta como oportuna,

el reflejo de las estrellas y del sol en la mar,
el verdadero significado del verbo amar,
La sonrisa que se me pinta cuando estoy en la luna.

( Esto no estaba “en el guión”,

acaba de salir de un tirón,
y en vez de guardarlo en un cajón,
publicado queda al final como solución. )

>

Mi pensamiento está borracho de recuerdos
De un tiempo vivido y pasado, pero muy feliz,
Recuerdos tristes, alegres, malos y buenos,
Allá por las tierras andaluzas donde yo nací.
Entre mares de olivos aprendí las cosas buenas
Y las no tan buenas también, perdí la inocencia,
Aprendí las cosas del amor, los celos y las penas
Y sin querer provoqué y sufrí  alguna indiferencia.
Todas aquellas cosas conforman mi hoy sin duda,
Y no me arrepiento de nada, muy  al contrario
Soy tal como soy  con mis Cristos y mis Budas,
Intentando que mi corazón no sea arbitrario,
Mis manías, mis historias, mis locuras y corduras
A veces bucean en mi alma para hacer un inventario.

>

Cuando el árbitro toca el pito
Al final del partido,
Menos mal que tu palpito,
No ha llegado a buen destino.
En el fondo sé que te alegras,
Aunque solo sea por éste pobre corazón,
Que sabes que está lleno de penas,
Por no poder estar a tu lado.
Aunque tu corazón es blanco,
Y la sangre azulgrana corre por mis venas,
Estamos juntos, en el mismo bando,
Y quiero enjugar mis penas,
Colmándote de besos, soñando
Con juntar tus labios y mis labios.

>

Si tu vida es un infierno, ponle una pelirroja,

De ojos color verde botella, color teja o cielo
Que te acompañe siempre de noche si se le antoja,
Que nunca te quiera negar un beso sincero.
Una pelirroja de larga melena y rizada,
Una pelirroja con cuatro pecas bien puestas,
Una pelirroja con una vida idealizada,
Una pelirroja que te de buenas respuestas.
Tendrás una vida apacible y plena,
Con tu pelirroja cogida de la cintura,
Te podrás reír y llorar a boca llena,
Te quitarás por siempre de la cabeza la tontura,

De tener que pensar siempre con mucha pena

En su belleza, en su sonrisa y en su calentura.

>

Hay rubias de ojos color teja,
Hay rubias pelirrojas de bote,
Hay rubias que eclipsan a las estrellas,
Hay rubias por las que pierdes el norte.
Hay rubias que te encarcelan el alma,
Hay rubias que te roban la razón,
Hay rubias por las que pierdes la calma,
Hay rubias por las que has perdido el corazón.
Hay rubias que de noche siguen siendo rubias,
Hay rubias que te abrazan y te mecen,
Hay rubias que te atan en nupcias,
Hay rubias que te desnudan con la mirada,
Hay rubias a las que tu boca les pertenece,
Hay rubias que se te declaran enamoradas.


Categorías